martes, 1 de noviembre de 2011

Capitulo 8

El barco no se había alejado mucho de la costa así que regresaron en poco tiempo. Se dirigieron todos juntos al bosque donde se encontraba "eso". A.J. estaba claramente nerviosa. Ella conocía de lo que era capaz aquel mounstro y sentía miedo.

- Luffy, ¿estas seguro...?- pregunto A.J. con preocupación.
- Por supuesto.- dijo el capitán interrumpiéndola.

La banda decidió separarse para encontrar mejor a "eso". En el primer grupo estaban: Luffy, Nami, Robin, Usopp, Chopper y A.J. y en el segundo grupo Sanji, Zoro, Aiko y Julie.

A.J. dio indicaciones a Sanji, Aiko y Julie de por donde podrían encontrarlo (a Zoro no por que su sentido de la orientación es pésimo) y les entrego un mapa.

Los dos grupos se despidieron y se desearon suerte. Cada uno siguió un camino distinto para encontrar a aquel horrible ser que aterrorizaba a todos los habitantes del lugar.

***

Grupo 2:

Sanji iba a la cabeza del grupo seguido de Zoro con el que no hacía mas que pelear. Las dos chicas iban detras de ellos hablando tranquilamente. Desde que Aiko se unió a la banda no habían tenido tiempo de hablar. 

- Dame el mapa- gritaba Zoro.
- ¿A ti? Si, claro, ahora mismo. ¿Que quieres, que nos perdamos?- grito Sanji. 

Aiko y Julie miraban como los dos se peleaban por el trozo de papel que tenia el rubio. Aiko dio un paso para intentar calmar la situación. Una araña, grande y peluda, se coloco justo delante de su cara. Aiko se puso mala solo con verla. Se sacudió con fuerza mientras gritaba y echo a correr. Sanji y Zoro pararon su pelea para ver como se marchaba corriendo. Sanji no lo dudo ni un segundo y salio tras ella. Julie miro asombrada como Sanji se iba... ¡con el mapa! 

- ¡Genial! Sanji se lleva el mapa y yo me quedo aquí sola con Mr. Orientación.- dijo Julie suspirando. 
- Si tanto te molesto, nada mas que te alejes.- repuso el peliverde. 

La pelirrosa le lanzo una mirada asesina y siguió andando. Zoro miro a ambos lados, estaba dentro del bosque y estaba claro que se iba a perder por mucho que lo negara. El espadachín por alguna extraña razón decidió seguir a su compañera. 

Aiko detuvo su carrera junto a una roca. Respiro con dificultad y se sentó en el suelo apoyando la espalda en la roca. Ya no estaba. Menos mal. Lo que mas miedo y asco le daba tenía que a verlo encontrado delante de sus compañeros. Se sentía algo avergonzada. 

Sanji llego poco después. Miro a todas partes buscando a aquella chica rubia. Allí estaba. Se acerco a ella y se sentó a su lado. 

- Lo siento... por mi culpa nos hemos separado de los demás...- dijo Aiko.
- Tranquila, los encontraremos.- dijo Sanji con tono tranquilizador. 
- ¿Tu crees, Sanji-kun?- pregunto esperanzada.
- Claro.- respondió con una sonrisa. 

Ambos se levantaron a la vez. Aiko siguió al rubio feliz. Él la sacaría de allí. 

***

Algo se movió. Algo oscuro que se movía con velocidad. No lo podían ver pero él los tenía a todos controlados. Se oculto mejor entre los arbustos dejando solo visibles sus ojos rojos y amenazantes...

***************************************

Espero que os guste.



3 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Molaaaaaaa *-* ¡QUE ASCO ME DA LA ARAÑA! >.<

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaaaaaaaaa ^^ ¿Qué pasará?

    ResponderEliminar
  3. O.O ¿¿quien será la misteriosa persona de ojos rojos??... Disculpa otra vez el retraso -.-''

    ResponderEliminar