viernes, 25 de noviembre de 2011

Capitulo 15

Zoro solo utilizaba una de sus katanas. Al principió le había costado atravesar la piel de aquel bicho pero gracias a Aiko iba a ser muy fácil. Corrió hacía el mounstro y lo acuchillo varias veces. No consiguió hacerle heridas muy profundas, pero eso bastaba para que la cosa se quejara un poco y le diera la oportunidad de volver a acuchillarlo. Las heridas de aquel ser se abrieron mas. Zoro sonrió satisfecho mientras veía como su rival se retorcía de dolor.
El bicho dejo de quejarse y miro fijamente al peliverde que se estaba burlando de él. Avanzó arrastrando se como pudo por el suelo, las heridas mas cercanas al suelo le escocían cuando rozaban con el suelo y se le clavaban las piedrecillas del suelo. Mantuvo la mente fría y se olvido de aquel horroroso dolor. Abrió la boca para morder al chico. Zoro ni se movió utilizo su katana para detener los dientes de "eso". Con un leve movimiento se libero de su mordedura y volvió a clavarle su katana por todo el cuerpo.
La sangre brotaba de él sin parar. Apenas podía moverse ya y se le estaba empezando a nublar la vista. Se tambaleo y se desplomo. Su respiración era entrecortada. Zoro miro al mounstro.

- ¿Ya está?- suspiró.- Al menos me he divertido un rato.

Sonrió y se acerco despacio a su rival que no podía moverse.

***

Sanji miro tranquilo al mounstro que se le acercaba lentamente reptando. Encendió su cigarro y le dio una calada. La cosa ya estaba casi encima de él. Levanto lentamente su pierna y la dejo caer con fuerza sobre la cabeza de "eso" que se mordió la lengua. El rubio se rió de su rival, que volvió a abalanzarse sobre él. El chico se deshizo de él con otra patada que le abrió una pequeña herida en su reseca piel. La cosa volvio a embestir contra él, una y otra vez y siempre con el mismo resultado, Sanji le daba una patada y le provocaba una nueva herida. 
Sanji se canso de este método, así que probo otra de sus patadas. Dio un salto y se lanzo hacía el mounstro que estaba algo aturdido, girando sobre si mismo. La piel de la cosa no soporto el impacto de aquel golpe, abriendo le una gran herida, en parte por culpa de todas las demás que tenía. El bicho grito de dolor, los zapatos de Sanji se clavaban mas y mas sobre su herida. 

- Bien, bien.- dijo Sanji feliz.- ¿Qué plato podré hacer contigo? 

***

Julie lanzo una mirada desafiante a su oponente y luego soltó un suspiro. Este no era el combate que ella buscaba. Era un combate en el que ya se conocía el resultado. Eso no era interesante. Más acción, eso era lo que buscaba... pero allí estaba delante de aquella cosa que nadie sabía con exactitud lo que era. 

"Mejor termino rápido y así podemos irnos" pensó la pelirrosa. 

Cogió su katana y se lanzo contra el bicho que la esperaba impaciente. La cosa intento protegerse con su cola, pero lo único que consiguió casi quedarse sin ella. Julie sonrió con malicia, salto y corto la espalda de "eso". No era un corte muy profundo, pero suficiente para lo que quería conseguir. 
Se coloco delante del mounstro con los ojos cerrados y guardo su katana. Una sonrisa diabólica surgió de sus labios. Un viento empezó a surgir alrededor de la chica. Abrió los ojos de repente  y  un viento cortante salio disparado hacía su rival por los dos costados, abriendo le dos grandes heridas. "Eso" no se podía mover, el dolor era inmenso y la chica se acercaba con aquella sonrisa diabólica. 

***************************************************

Weeeeeeeeee, *-* otro mas!! jeje y ahora a lo mejor escribo el siguiente :O (Que me pasa? Esto es muy raro! La inspiración me a llegado de golpe y no puedo parar >.<!) Espero que os guste :P

Adiós :)


2 comentarios: