miércoles, 12 de octubre de 2011

Capitulo 2


Llevaban toda la mañana esperando aquella extraña chica volviera aparecer. Pero nada. Al final todos dieron por perdida su búsqueda y cada uno se puso a lo suyo. Todos menos Luffy que aun tenía esperanzas de que ella apareciera.

- No aparece- dijo Luffy triste. Seguía mirando el pequeño pueblo desde su barco con la esperanza de escuchar algo que le diese el aviso de que ella estaba allí.
- Normal, Luffy- dijo Nami.- Ademas como piensas encontrarla si no sabes ni como es.
- Eso ya lo descubriere... solo necesito que haga algún movimiento. Pero no ha hecho nada.- dijo Luffy todavía mas triste.
- ¿Has probado a buscar en la taberna de ladrones y piratas?- dijo Robin sin apartar la vista de su libro.
- ¿Hay una taberna de ladrones y piratas?- repito Luffy.
- Si, la encontramos cuando fuimos a la librería, ¿verdad Chopper?- pregunto Robin sonriendo al renito.
- Si, daban muchas voces y parecía que se peleaban. Por eso pasamos rápido.- dijo Chopper sonriendo.
-¡¡ Y ahora me lo dices!!- grito Luffy. Suspiro- Bueno es igual. Vamos todos a buscarla- dijo sonriendo.

La banda de sombrero de paja se dirigió a la taberna. No estaba muy lejos del puerto así que apenas tardaron en llegar. Se escuchaba un gran alboroto y parecía que había una pelea, tal y como dijo Chopper. Aun así todos entraron. Aunque Usopp no quería entrar e intento fingir su enfermedad de "No-puedo-entrar-ahí-sino-me-muero" (no se si era así, pero era algo por el estilo xD)

El local no era muy grande y apenas había luz. Aunque estaba lleno de gente. Solo había hombres borrachos riendo y bebiendo. Algunos se pelaban y lanzaban sus vasos. Luffy y sus amigos se acercaron a la barra. Allí el tabernero estaba secando un vaso sin inmutarse de lo que pasaba a su alrededor.

- Hola- dijo Luffy con su típica sonrisa.- Estamos buscando a una ladrona.
- ¿Una ladrona?- dijo el tabernero mientras esquivaba un vaso que habían lanzado.- En este pueblo solo hay una ladrona así que supongo que os referís a ella.
- Si, si, ella, la ladrona que siempre desaparece.-dijo Luffy.
- Habéis tenido suerte, hoy esta aquí. En aquella mesa.- dijo señalando la mesa de la esquina donde no llegaba casi la luz.- Pero tened cuidado.
- Gracias.- le dijo Luffy.- Bien la encontramos.- dijo a su tripulación.

Se acercaron a ella esquivando todo lo que lanzaban aquellos borrachos. Pero antes de que consiguieran verle la cara habló.

- No deis un paso mas si no queréis morir.- dijo con tono serio y agresivo. La expresión de todos cambio. Usopp, Nami y Chopper se asustaron mientras que Luffy, Zoro, Sanji y Robin se pusieron serios.
- Lu-Luffy... sera mejor que le hagamos caso.- dijo Nami aterrorizada.
- No.- dijo Luffy cortante.- Aun no he podido hablar con ella.

Nami y Usopp empezaron a criticar a Luffy por ser tan imprudente. Pero al final acabaron haciendo lo que el decía ya que es el capitán.

- ¿Es que no me habéis escuchado? ¡Fuera de aquí!- grito furiosa la chica.
- No nos vamos a ir.- dijo Luffy.- Primero tengo que hacerte una pregunta.
- ¿Que pregunta?- dijo la chica después de pensarlo un poco.
- ¿Como haces para escapar tan rápido?- pregunto Luffy ilusionado.
- ¡Eso a ti no te importa!- grito mas enfadada todavía- Y si no os vais vosotros me iré yo.

Se levanto. Justo cuando la luz iba a darle desapareció. Solo pudieron verle su pelo rosa. La puerta se abrió de golpe. Nadie la había abierto desde fuera, pero tampoco desde dentro. Tenía que a ver sido ella. No había duda.

Luffy se entristeció al verla irse pero aun así no se dio por vencido. Se acerco de nuevo al tabernero. Tal vez el supiera donde estaba.

- Oye, ¿tu sabes a donde a podido ir?- pregunto Luffy muy serio.
- Mmmm... bueno tal vez este en la playa. Mucha gente la a visto por allí.- dijo el tabernero. Luffy sonrió y le agradeció todo lo que había echo hasta ahora.

- Luffy, creo que es mejor que no seas pesado y te olvides de ella.- dijo Nami.
- No- respondió decidido.- Si no queréis venir, no vengáis, no hace falta. Esperarme en el barco.

Luffy se separo allí de sus amigos y se fue directo a la playa. La tripulación de sombrero de paja miraba como su capitán se marchaba. Intentaban no darle mucha importancia, pero aun así les importaba mucho lo que hacía Luffy.

Luffy llego a la playa antes de lo que él pensaba. Miro a todos lados buscando aquel pelo rosa que había visto en la taberna. La playa parecía estar desierta, no se escuchaba a nadie allí. El único ruido que había era el de las olas chocando en la arena.

Se fijo mas. Tenía que encontrarla, si no nunca averiguaría como lo hacía. Vio una coleta rosa moverse con el viento. La encontró. Allí estaba ella, sentada cogiéndose las piernas y mirando el horizonte. 


- Mama...te echo de menos...-dijo la pelirrosa. A Luffy le pareció que una lagrima recorría su rostro. Pero desde aquella distancia no estaba seguro.- Pero, tranquila, soy fuerte como tu me pediste que fuese. Y algún día encontrare a ese despreciable pirata y me vengare.- añadió.


Suspiro y se quedo allí en silencio contemplando el mar. Luffy avanzo despacio para no ser descubierto. Pero el odio de la chica era muy bueno y escucho el leve sonido de la sandalia de Luffy en la arena. Cogió su katana que había dejado a su lado.


- ¿Que quieres?- pregunto. 
- Por favor... dime como lo haces.- suplico Luffy.
- Eres pesado, sombrero de paja.- dijo ella seria.
- Me lo suelen decir mucho.- contesto Luffy riéndose.
- No te vas a ir hasta que te lo diga, ¿verdad?- dijo ella.
- Exacto.
- Muy bien, te lo contare. Una Akuma no mi. Ya he contestado a tu pregunta, ahora largo.- grito. 


Luffy se giro preparado para irse, pero entonces recordó lo que aquella chica había dicho momentos antes de que lo escuchara llegar.


- Antes de irme... me gustaría saber que es lo que le paso a tu madre.- dijo Luffy. La chica se puso tensa.
- Eso a ti no te importa.- dijo cortante. 
- Bueno... se lo que sea lo que le haya pasado, tienes una cuenta pendiente con aquel pirata, así si quieres unirte a mi banda para encontrarlo... Te acogeremos con los brazos abierto.- dijo Luffy con su típica sonrisa.
Aquello sorprendió mucho a la pelirrosa. Un total desconocido le ofrecía ser de su tripulación. Estaba claro que aquel pirata no como los demás.


- ¿Y para que querría ser yo pirata?- dijo por fin.
- Piensa te lo, mi barco saldrá mañana por la mañana, así que si te quieres unir a la aventura, te esperamos.- dijo Luffy. 


Luffy se fue dicho esto. La pelirrosa que durante toda la conversación había tenido su mirada fija en el mar giro su cabeza para ver como Luffy se iba. 


Su cabeza era un mar de dudas. ¿Que haría? ¿Se iría con ellos? ¿Estaría eso bien? Fuese cual fue la respuesta ella no la sabía pero poco a poco dejaba de importarle. Su decisión ya estaba tomada. 


*****************************************


Esta fatal, lo siento u.u
Cambiando de tema, me he comprado el Tomo 3 de One Piece (me lo compre el Lunes) Fui al oculista y después convencí a mis padres para que me llevaran ^^ No querían pero al final me llevaron. Me iba a comprar el tomo 1 pero no estaba u.u y el 2 tampoco así que mi madre me dijo que cogiese el 3 (ya me comprare otro día el 1 y el 2) Ademas también me compre el tomo 1 y 2 de Fruit Basket. Me encanta *-* Hoy me he terminado el 2º tomo u.u Tengo que comprarme pronto el siguiente....
Y volviendo al tema del fic. Espero que os guste ^^ Aun que esta fatal u.u

(No firmo, aun estoy sin firma u.u)

3 comentarios:

  1. Mee encantaaaaaaaaaaaaaa ^^ Yo de Fruits Basket me voy por el tomo 4, tengo que comprarme el 5 y el 6 (aunque fue hace una semana cuando me compré el 3 y el 4 xD)

    ResponderEliminar
  2. a mi me gustaaaaaaaaaa y muchoooooooooooooooooo!!!xD

    ResponderEliminar